Author Archives: Esther Fernandez Rosario

¿La vida es sueño?

En realidad, me di cuenta que no sabía que escribir para esta semana cuando me senté en mi computadora a hacer el análisis de texto que hago usualmente porque tengo más preguntas que conclusiones. Con una obra, hay mucho más que analizar. Voy a tratar de organizar mis pensamientos en esta entrada, pero solo sepan que tengo mucho mas de que hablar. 

Primeramente, esta obra me está ayudando a entender el Barraco más profundamente. Para mi, el barraco es la expresión no solo de lo lujosa que puede ser la vida, sino también una expresión de la complejidad de la experiencia humana. En esta obra observamos el lujo mucho solamente en la primera jornada. Conocemos a un rey, un hijo que técnicamente es rey, y también dos hermanos (una pareja?) que quieren la corona. En virtud de ser parte de la familia real, ellos tienen mucho dinero y acceso al poder. Sin embargo, no son excluidos de la complejidad de la experiencia humana. El rey ama a su hijo y a la gente que gobierna y por eso aprisiona a su hijo. Pero, como humano, su hijo quiere vivir una vida completa. Quiere salir afuera y no ser un secreto en la oscuridad. Los sobrinos, aunque aman a su tío y ahora a su primo, también tienen motivo para lastimar a Segismundo para obtener el poder.

 Estos datos y más me han dejado con muchas preguntas. Se que mató a su madre naciendo, pero porque era necesario aprisionar a Segismundo?  ¿Si es tan peligroso, por qué dejarlo salir?  ¿ Porque Rosaura anda vestida de hombre? ¿Cuál es su relación con Clarín?  ¿Que tiene ella contra Astolfo?  ¿En verdad ama a Segismundo?  ¿De qué se trata el título de la obra? Actualmente, la vida para los personajes de esta obra parece más una pesadilla que un sueño.

Poemas para Dios

Lo que más me emocionό de esta semana fue leer los poemas de la escritora Santa Teresa de Ávila. Hasta hoy, la representación de las mujeres en los medios populares de entretenimiento sigue siendo mínima. Entonces, me sorprendí y me emocioné de poder leer las palabras de una mujer que vivía en una sociedad muy machista. Voy a analizar sus poemas “Sobre aquellas palabras” y “Vivo Sin Vivir en Mi”.

En el primer poema, me sorprendí por la aparente personificación de Dios. De hecho, ni se sabe hasta el final del poema que es un poema para Dios. Esto es porque las palabras que la poeta usa describen a un amante y no a un dios divino. Ella se refiere a dios como su amado cuyo amor la dejó “rendida y cobrando nueva vida”. La repetición de “que mi Amado es para mi, y yo soy para mi amado” indica a un amor intenso y muy apasionado. Lo único inusual de este Amado es que puede tirar flechas de amor, como dice la última estrofa. La revelación de la identidad del amante llega al final del poema cuando la voz poética nos dice “a mi Dios me he entregado”. Este poema compara la relación entre una creyente y dios a una relación humana, lo cual es muy interesante porque normalmente Dios es ilustrado como una presencia mucho más valiosa que un humano. 

El segundo poema es más como un poema tradicional para Dios. La repetición de las líneas “que muero porque no muero” nos dice que la vida en la tierra es nada comparada con la vida en el cielo. En verdadera forma cristiana, con este poema Santa Teresa nos recuerda que uno solo está en la tierra para llegar al cielo con tanta emoción para la vida más allá con líneas como “Ay, qué larga es esta vida!”. La rima en el poema también es interesante, dividiendo el poema en mensajes. Por ejemplo, en la segunda estrofa “amor” rima con “Señor”, lo cual nos dice que el Señor y el amor van mano en mano. Ella vive “en el Señor” por el amor que le tiene y el amor que él le tiene a ella. 

la poesía medieval- Esther Fernandez Rosario

Esta semana, me he dado cuenta que la poesía, especialmente la poesía medieval, tiene mucho que ver con tratar de expresar la intensidad de las emociones que vienen de la experiencia humana. Esta intensidad se expresa con métodos como la repetición y el uso de las imágenes. 

El primer poema que y a analizar es el final del Libro de Buen Amor. En la primera estrofa, el poeta nos da la indicación de lo importante del poema con la rima. “Predicación” rima con “Rrazón”, los cual nos dice que la voz poética en el poema de debe escuchar porque sus predicación tiene mucha razón. La rima también nos dice la idea central del poema. “Sermon” rima con “coraçón”, lo cual nos dice que el poema será un sermón de los sentimientos del corazón. Las cuatro pablaras riman juntas, lo cual nos dice que este sermón será sobre las ideas que el poeta tiene sobre el amor y que estadas ideas están razonadas por su corazón. Tradicionalmente, el amor y la razón no van juntas y que el poeta trate de combinar las dos indica  la intensidad de su emoción. 

El segundo poema es el Cantar de Mio Cid. Como en este momento el Cid no tiene donde dormir ni como comer, el poeta trate de invocar en la audiencia la emoción de desesperación. Esto se hace con descripciones muy detalladas. Primero, el Cid tiene “ojos tan fuertemente llorando” para indicar su tristeza. Los versos 2-5 describen la desesperación del Cid a ver tantos lugares donde dormir pero sabiendo que no los puede usar. Esta desesperación solamente se agranda a lo largo del poema. Los versos 21-22 nos explica el temor que la gente le tenia al rey si ayudaban al Cid. La Imagen de el Cid caminando por el centro de la cuidad y la gente mirando sin poder ayudar ilumina la importancia de este momento. Es uno de los momentos mas bajos para el Cid y la exclusión de su comunidad lo deja sin ideas de como avanzarse.