“La crítica”

“La crítica” por Shmuel ha-Naguid, se dirige a un poeta aspirante. Por lo tanto, se lee como un poema epistolar y sirve como una obra de arte que proporciona asesoramiento para el lector usando una gran variedad de imágenes: sexuales, religiosas, y retratos de elementos concretos de la época. 

El narrador personifica al poema como una mujer deseada: “Había imaginado tu poema como a la hija del rey,” (verso 1). Además, el poema se sexualiza en el segundo verso al llamarla, “…la delicia de un hombre, una mujer placentera…” (verso 2). En cambio, el final de la primera estrofa brinda perspicacia a los objetos importantes del periodo como el cálamo, la canela, y la mirra; por ejemplo, el cálamo estaba utilizado para sus propósitos medicinales y aromáticos. 

En la siguiente estrofa, el narrador usa dicción positiva y alaba la obra del receptor del poema: “Y lo encontré exquisitamente transcrito: todas las vocales estaban dispuestas con precisión” (versos  5-6). Aún más el narrador usa sintaxis comparativa para enfatizar su mensaje de halago: “En el pasado, he visto poemas de tus amigos: eran oscuros, mientras que los tuyos eran fascinantes” (versos 7-8). El narrador también incorpora los símiles halagadores, por ejemplo con la siguiente comparación: “Tu discurso fluía como el agua más pura” (verso 9). Se ve el uso del lenguaje religioso, con la palabra “abluciones” en “para abluciones; pero este nuevo es una mancha” (verso 10). Además, la dicotomía entre “pura” y “mancha” evoca el significado religioso. En los dos últimos versos de la estrofa, el narrador reitera el propósito de su poema: el consejo. Incorpora un sentimiento familiar: “Tú has sido para mí como un hijo preciado, cuyo nivel me siento obligado a mantener” (versos 11-12). ¿Serán el narrador y el escritor miembros de la misma familia, o tendrán alguna relación similar?

En la última estrofa, el narrador continúa animando a su lector, el poeta, a producir obras. Por ejemplo, el primer verso se dirige al lector: “Así que afina tus poemas y sus temas” (verso 13). Sin embargo, esta estrofa también sirve como un mensaje de advertencia sobre los críticos. Por eso, el narrador utiliza lengua religiosa otra vez y espeluznante como “el día en que será juzgado” (verso 15). Finalmente, el narrador subraya los juicios potenciales de los críticos con un símil intenso, que evoca violencia:  “cuyas lenguas son pulidas y afiladas como espadas” (verso 16).

1 thought on ““La crítica”

  1. Natalia

    Muchas gracias por tu comentario, Gail. Es un buen resumen de lo que sucede en el poema. Quisiera saber qué otras preguntas surgen de tu lectura. ¿Qué opinas de la representación del poema como una mujer? ¿Crees que algo así es posible ahora? O ¿alguna vez habías leído otro poema que tenga componentes religiosos como la parte que dice “el día que serás juzgado”?

Leave a Reply